Primeras Impresiones

En los momentos previos al partido no se podía saber con exactitud que iba a suceder dentro del campo. No solo por ser el primer partido de pretemporada y competencia seria pese a que el resultado no sea relevante, sino porque cada uno de los equipos cuenta con nuevos integrantes y con el desafío de integrarlos con éxito al equipo.

Respecto a nuestro equipo este desafío es aún mayor debido a que la ofensiva se encuentra compuesta, en su mayoría, por jugadores novatos o con apenas un par de años de experiencia en el deporte. Coordinar y ejecutar una ofensiva con tanta gente nueva y aun por conocerse, independientemente de su experiencia en este deporte, sino simplemente por la falta de conocimiento mutuo dentro de una cancha cualquiera sea el deporte.

Por estos motivos es que la defensa, quien conserva más veteranos dentro de su alineación inicial, después ajustada debido a lesiones múltiples en las posiciones de outside-linebacker (OLB) y defensive-end (DE), sería el sostén de este partido. Y no me sorprendería que así sea hasta que la ofensiva encuentre su ritmo y sea capaz de avanzar sistemáticamente.

El desafío de la defensa no era solo el mencionado anteriormente sino también sabiendo que el rival, actual campeón reinante, no contaba con muchas modificaciones de personal y menos aun respecto a su esquema ofensivo quien en los encuentros finales del año pasado había anotado más de 20 puntos por partido y se encuentra dentro de una de las ofensivas más prolíficas de la liga.

En un partido en donde la ofensiva no tuvo mucho lugar ni gran nivel, pero que logro anotar con un pase largo en la primera mitad, el resto del partido estuvo a cargo de la defensa que mostro gran nivel y disciplina a la hora de vérselas con el sistema de múltiples amagues de Wildcat que propone Corsarios. Mientras que solo se tomo respiro por tres jugadas en la segunda mitad, logro impedir puntos para el rival pese a que este avanzaba en la cancha. Existe un decir en el football americano en el cual se basa en una defensiva que se dobla pero que no se rompe: “Bend but dont break”. El rival puede avanzar pero sin lograr anotar puntos, estos avances son nulos.

Esperamos para el próximo partido una mejor actuación por parte de la ofensiva y, sin lugar a duda, la misma intensidad y disciplina por parte de la defensa.

[tabs slidertype=»images» auto=»yes»] [imagetab width=»500″ height=»270″]http://tiburonesfa.com.ar/wp-content/uploads/2011/06/Dscf1972-.jpg[/imagetab] [imagetab width=»500″ height=»270″]http://tiburonesfa.com.ar/wp-content/uploads/2011/06/Dscf1966-.jpg[/imagetab] [imagetab width=»500″ height=»270″]http://tiburonesfa.com.ar/wp-content/uploads/2011/06/Dscf1944-.jpg[/imagetab] [imagetab width=»500″ height=»270″]http://tiburonesfa.com.ar/wp-content/uploads/2011/06/Dscf1935-.jpg[/imagetab] [imagetab width=»500″ height=»270″]http://tiburonesfa.com.ar/wp-content/uploads/2011/06/Dscf1930-.jpg[/imagetab] [imagetab width=»500″ height=»270″]http://tiburonesfa.com.ar/wp-content/uploads/2011/06/Dscf1929-.jpg[/imagetab] [imagetab width=»500″ height=»270″]http://tiburonesfa.com.ar/wp-content/uploads/2011/06/Dscf1920-.jpg[/imagetab] [/tabs]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Escribinos por WhatsApp